Slider
Slider
Slider
Slider
Slider

Plagas en Tomate Verde

.

Entre las principales enfermedades que se presentan en el cultivo de tomate verde se encuentra la cenicilla la cual es provocada por el hongo Oidium spQue puede atacar un gran número de plantas al mismo tiempo. Éste aparece en forma de manchas blancas sobre las hojas y los tallos donde puede absorber los nutrientes. Es importante mencionar que este hongo tiene la capacidad de reducir la fotosíntesis, además puede generar un gasto de energía mayor lo que provoca un mal desarrollo, frutos de mala calidad y en ocasiones la muerte de los cultivos.

Otro de los problemas que afectan al cultivo de tomate es la mancha de la hoja la cual surge por el hongo llamado Cercospora physalidis Ellis, elemento que puede provocar una caída prematura de las hojas y un manchado excesivo en los frutos, característica que disminuye su rentabilidad y una pérdida de hasta el 30 por ciento de la producción total. Este hongo se presenta en forma de manchas de color café claro que al madurar se torna gris con bordes amarillos, problema que también se puede presentar en la cáscara afectando al fruto después de un tiempo.

.

.

En DM Agromallas contamos con todo tipo de mallas para protección de cultivos, como Mallas Antipajaro, Antigranizo, Mallas Antitrips, Mallasombra, Mallas cuadras y Malla Espaldera.

Con centro de distribución en Culiacán y Guadalajara.

Solicita tu presupuesto al (667) 7 57 67 07.

 

 

Cuidados en el cultivo de Jitomate

tomates-960x623Con labores en el cultivo de Jitomate nos referimos a particularidades especificas del tomate para llevar a cabo las correspondientes labores culturales y alcanzar así el óptimo nivel de producción.

Las labores a realizar durante el cultivo de Jitomate son:

  • Marco de plantación: El marco de plantación de tomate se establece en función del porte de la planta. Es necesario adecuar la densidad y disposición de las plantas para que la intercepción de radiación solar sea máxima y por tanto la tasa fotosintética también lo sea. Las densidades de plantación más habituales en el cultivo de tomate son de 1-2 pl/m2, resultando un marco de 1.5 metros entre líneas y 0.5 metros entre plantas de tomate. Cuando se trata de plantas de porte medio, es común aumentar la densidad de plantación a 2 pl/m2 utilizando marcos de 1×1.05 m. Esta densidad de plantación también suele utilizarse cuando se llevan a cabo ciclos cortos de cultivo de tomate. Por otro lado, si las condiciones de radiación y temperaturas son elevadas, se puede optar por densidades de plantación de 3 pl/m2 pero no es lo habitual.
  • Poda de formación: En una práctica imprescindible en el caso de variedades de crecimiento indeterminado, ya que estas plantas de tomate pueden continuar creciendo de forma ascendente, a diferencias de las variedades con crecimiento determinado. Se realiza a los 15 ó 20 días del trasplante cuando aparecen los primero tallos laterales. Se eliminan tallos y hojas senescentes, mejorando así la aireación del cuello de la planta y facilitando la realización del aporcado.  Así mismo, se determina el número de brazos/tallos a dejar por planta. Son recurrentes las podas de 1 a 2 tallos. E incluso en ocasiones cuando se detecta alguna planta enferma  con algún virus, se deja un segundo tallo de la planta contigua con el objetivo de amortiguar la pérdida de planta de tomate por la enfermedad.
  • Aporcado: El aporcado consiste en cubrir la parte inferior de la planta con suelo tras la poda de formación. El objetivo que se persigue con esta práctica es que el sistema radicular disponga de una mayor superficie explorable y como consecuencia el desarrollo de la planta del tomate sea mayor.
  • Rehundido: El rehundido es una variante del aporcado. Se lleva a cabo doblando la planta de tomate, tras haber sido ligeramente rascada, hasta que entra en contacto con el suelo. Entonces se cubre ligeramente, dejando fuera la yema terminal y un par de hojas.
  • Entutorado: Es una práctica imprescindible para mantener la planta erguida y evitar que las hojas, y sobre todos los tomates, toquen el suelo. De este modo, se mejora la aireación general de la planta y se favorece el aprovechamiento de la radiación y realización de las labores culturales. Todo ello, repercute sobre la producción final, calidad del fruto y control de enfermedades. La sujeción suele realizarse con malla tutora Tenax la cual se sujeta a postes ubicados entre el surco a una altura de entre 1.8 y 2.4 metros sobre el suelo. De esta forma mientras que la planta crece, se sujeta a la malla tutora Tenax. A partir de este momento existen 3 opciones:
    • Bajar la planta descolgando el hilo: El mecanismo de sujeción se denomina «Entutorado de percha». Consiste en color perchas con malla espaldera, con esto, la planta siempre se desarrolla en sentido vertical recibiendo el máximo de luminosidad, por lo que la calidad del fruto mejora y la producción aumenta.
    • Dejar que la planta crezca cayendo por la propia acción de la gravedad.
    • Dejar que la planta crezca horizontalmente sobre los tutores de malla espaldera formando cuadrículas a lo largo de la línea de cultivo.

Incrementa tu productividad en cultivos de pepino con Malla Espaldera Tenax

Como mencionábamos en blogs anteriores, la Malla Espaldera Tenax pertenece al grupo de Mallas extruídas por lo que no es una Malla tejida, sino que está hecha en molde lo que la vuelve mucho más resistente y se puede utilizar hasta por 2 temporadas en la cosecha de pepino.

El material con el que está fabricada la Malla Espaldera es con Polipropileno de alta densidad, con un alto coeficiente de resistencia a la radiación solar y agroquímicos.

Además es importante mencionar que cuenta con varias presentaciones por lo que se puede adaptar a los diferentes cultivos en forma vertical.

La Malla Espaldera Tenax es recomendada especialmente para el cultivo de pepino, melón, tomate, chiles o cualquier plata de rastreo.
uso_malla_espalderaVENTAJAS DE LA MALLA ESPALDERA EN CULTIVOS DE PEPINO:

  • Una mayor eficiencia fotosintética al tener mayor exposición de hojas a la radiación solar.
  • Mayor polinización.
  • Más aireación, evita enfermedades fungosas.
  • Incrementa densidad de plantas.
  • Mejor cobertura en la aplicación de agroquímicos.
  • Facilidad de corte de frutos.
  • Incrementa la vida útil de las plantas, con lo cual se logran dar mas cortes.
  • Disminución en costos por mano de obra y materiales, ya que la malla es reutilizable.

Considere la Malla Espaldera como una malla eficaz para obtener mejores resultados en su cosecha ya que comparada con el uso de rafia representa un ahorro en material y en mano de obra.

 

 

Malla Espaldera / Tutora para Tomate de Invernadero

 

 

La Malla Espaldera para invernadero de tomate o jitomate se utiliza en la regiones de México donde se cultivan las mayores cantidades de tomate en invernaderos como Sinaloa.

La utilización de esta Malla es una práctica imprescindible para mantener la planta erguida y evitar que las hojas y sobre todo los tomates toquen el suelo.

De esta forma la Malla Espaldera para tomate de invernadero mejora así la aireación general de la planta, favorece el aprovechamiento de la radiación. Además produce un ahorro en mano de obra pues facilita las labores de cuidado y recolección de los tomates, provocando un ahorro económico e incrementando la productividad del cultivo.

malla espadera hortonova para tomate de invernadero 2

La Malla Espaldera para tomate de invernadero también es utilizada ya que aumenta la producción final de la tomates por planta, produce frutos de mejor calidad y facilita el control de enfermedades en los invernaderos por su pronta detección.

La sujeción de la Malla Espaldera para tomate de invernadero suele realizarse con sinchos o rafia, sujetándolos de un extremo a la zona basal de la planta (liado, anudado o sujeto mediante anillas) y de otro a un alambre situado a determinada altura por encima de la planta (1,8-2,4 m sobre el suelo). Conforme la planta va creciendo se va liando o sujetando a la Malla tutora mediante anillas, hasta que la planta alcance el extremo más alto de la malla.

malla espadera hortonova para tomate de invernadero

 

 

Malla Espaldera Hortonova y Hortomex para Pepino

El desarrollo vertical de los cultivos ha originado cambios en los sistemas de producción en donde hoy más que nunca, la tecnología es un factor imprescindible para incrementar la productividad y competitividad que permite  asegurar un mejor ingreso.

Las Malla Espaldera Hortomex / Hortonova Tenax tienen la finalidad de permitir una instalación fácil y adecuada en los cultivos envarados de pepino, y de esta forma garantizar los beneficios técnicos y económicos.

Se han realizado estudios técnico-económicos dentro y fuera de invernadero con prácticas culturales de poda uno a uno y dos tallos en donde se han observado incrementos de producción hasta del 50% en comparación con sistemas tradicionales.

Además del ahorro económico que presenta el uso de la Malla Espaldera Hortomex / Hortonova Tenax por la reducción en mano de obra, su uso permite tener un mejor control fitosanitario y frutos sin manchas de suelo.

La Malla Espaldera Hortomex / Hortonova Tenax está fabricada con polipropileno de alta densidad  con un alto coeficiente de resistencia a la radiación solar y agroquímicos, disponible en varias presentaciones, lo cual permite su adaptación a los diferentes cultivos en forma vertical.

Malla_espaldera_hortomex_dmtecnologias3

             Fotografía 1.- Malla Hortonova Tenax.

Malla_espaldera_hortomex_dmtecnologias1

             Fotografía 2.- Malla Hortomex Tenax.

La Malla Espaldera Hortomex  / Hortonova Tenax se recomienda especialmente en cultivos de pepino, melón, tomate, berenjena, chiles (ají) y ejote reata.

La Malla Hortomex Tenax tiene cuadros de 27 x 27 cms. y viene en presentación de 1.62 x 3000 metros lineales;  mientras que la Malla Hortonova Tenax tiene cuadros de 15 x 17 cms. y viene en presentación de  1.53 x 1000 metros lineales, 2.04 x 1000 metros lineales, 3.4 x 1000 metros lineales y 1.0 x 1000 metros lineales.

Malla Tutora Hortonova Tenax

La Malla Hortonova Tenax, es una malla diseñada para entutorar y guiar hortalizas como pepinos, melones, calabazas, tomates y chiles, así como también diversas especies de flores como claveles, lilys, crisantemos, etc.

Están elaboradas en material de polipropileno de alta calidad, protegido contra el sol por lo que su durabilidad es de hasta 3 años.

Con esto permite ahorrar en mano de obra y al mismo tiempo incrementar tu cosecha en calidad y en cantidad, mientras que reduces la necesidad de tratamientos químicos gracias a que mejora la ventilación y exposición solar, mejorando las condiciones fitosanitarias.

988247_561631950563867_1258296794_nMalla Hortonova Tenax permite una excelente aereación entre el sistema foliar de la planta, lo cual reduce la necesidad de fumigar contra la micosis, aumentando la densidad del cultivo y las ganancias para el agricultor. Además resiste cargas de frutos de hasta 60 kg.

Esta malla se encuentra protegida contra los rayos UV, lo cual la vuelve extremadamente fuerte, y permite se pueda reutilizar en varias cosechas.

!Usando la Malla Hortonova Tenax se reduce el número de varas y postes que se utilizan cuando se usa la rafia!

 

 

 

Visita nuestras divisiones

Geosintéticos

Mallas para construcción de taludes, rellenos sanitarios, etc.

Acuacultura

Mallas para uso en granjas acuícolas